Noticias

Baños para compartir en familia

Diseñar un baño acorde a todos los miembros de la familia no es tarea fácil, y más aún cuando se trata de una familia numerosa. Aprovechar al máximo el espacio para contar con mayor almacenamiento, sin recargar en exceso el baño, y sin perder de vista la estética y funcionalidad, es algo un poco enrevesado de lograr.

¿Cómo podemos conseguir un baño actual y práctico, útil para cada uno de los miembros de la familia, y que puedan disfrutarlo todos juntos? Empezando siempre por la correcta elección del mueble de baño.

Una familia numerosa debe contar con un mueble de baño que se adapte a las necesidades de cada uno: de los papás trabajadores, de los hijos más creciditos, y de los más terremotos de la casa. Para ello es aconsejable contar con muebles de medida de 120cm o superior, con doble seno, para así disponer de una encimera con mayor superficie, donde poder lavarse los dientes todos a la vez, haciendo una competición del mejor enjuague bucal. Si disponemos de un baño espacioso, con sitio suficiente para colocar un mueble de dimensiones considerables, siempre es mejor realizar una composición modular personalizada con muebles de 60cm o 80cm con dos cajones, uno o dos bajos con dos cajones y un mueble de 60cm o 80cm con un cajón para colocar a la altura de los más pequeños. Con composiciones de este estilo tendríamos tres lavabos para utilizar por todos los miembros de la familia y mucho espacio de almacenamiento donde guardar las pertenencias de aseo de cada uno.

Para no utilizar todos los cajones para guardar el menaje de aseo, el mobiliario auxiliar, como son las columnas o los altos suspendidos, son perfectas opciones para incrementar el espacio de almacenamiento y dar sensación de holgura y orden. Las toallas quedarán colocadas de manera ordenada y al alcance de todos, sin necesidad de sacrificar el espacio de los cajones.

Con los espejos podemos jugar para crear una mayor sensación de amplitud, colocando uno encima de cada lavabo u optar por uno con las mismas dimensiones que el mueble de baño.

No debemos olvidar que menos es más, por lo que tenemos que comprometernos en no colocar ningún producto ni utensilio a la vista que no sea imprescindible. Hay que tener lo mínimo posible sobre la encimera. Al quitar todo lo innecesario contaremos con un mayor espacio, mucha más amplitud, y con capacidad para poder reunirnos todos juntos.

Baños así son los que hacen factible que una familia numerosa pueda disfrutar de momentos de baño juntos, por lo que no hay que olvidarse: para diseñar un baño en condiciones y poder compartir momentos junto a la familia, hay que empezar por elegir una composición modular. ¿Nos ponemos manos a la obra?