Noticias

La magia de los baños pequeños

Los espacios pequeños están repletos de encanto. Hoy en día la aprensión hacia un baño con escasos metros no existe, ya que un baño pequeño ofrece una gran variedad de posibilidades para lograr un refugio único y personal, adaptado a la personalidad y forma de vida de cada uno.

¿Cómo combinaríais el acabado del suelo con el color de la pared para aportar de una mayor sensación de grandeza al baño? ¿Cómo reforzaríais el tema del almacenaje?

El éxito para que lo pequeño sea grande reside en la decisión acertada del mueble de baño, de los colores y de una adecuada iluminación.

Menos es más

Existe un dicho que dice “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. En el baño podríamos extrapolar este refrán a “menos es más”. Por eso, cuando tenemos que elegir el mueble de baño debemos olvidarnos de excentricismos y apostar por lo sencillo. Muebles minimalistas, suspendidos para dar mayor percepción de amplitud y con capacidad de almacenaje. El almacenaje no es solo una cuestión de espacio dentro de los cajones, sino también de que disponga de bandejas organizadoras en las que poder colocar ordenadamente todos nuestros botes y productos de aseo. La funcionalidad en un baño pequeño es esencial, así como el buen orden para fomentar una correcta higiene.

Un mueble de baño ideal para refugios personales de espacio reducido sería el LITTLE COMPACT: un mueble sofisticado, funcional y de diseño.

Espejito, espejito…

Las miradas deben clavarse en un espejo grande, grande. Sea redondo para ser más moderno o rectangular para seguir por la vía más tradicional, el espejo sin ninguna duda debe de ser de dimensiones consideradas para atraer más luz y presencia al baño. Y que no se nos olvide: nuestro reflejo tiene que estar bien iluminado en todo momento, por lo que el espejo tiene que ir acompañado de unos focos candentes o bien ponernos un espejo con luz perimetral.

La buena iluminación natural

Un baño pequeño, al igual que uno grande, tiene que disponer de una buena iluminación general que permita crear ambiente. No debemos olvidarnos de que el baño es el lugar en el que desconectamos del día a día, por lo que necesitamos una luz que nos invite a relajarnos, a disfrutar de momentos con nosotros mismos y a recargar pilas.

¡Ah, y que no se nos olvide el espejo! Como hemos comentado antes, el espejo tiene que contar con una buena luz puntual que ilumine nuestro rostro.

Combinación de materiales

Los baños pequeños pueden dar mucho juego y crear espacios dinámicos al mezclar diferentes acabados. En el suelo hay que apostar por revestimientos hidráulicos llamativos que acaparen todas las miradas y combinarlo con paredes de color neutro para no recargar en exceso el ambiente. El blanco siempre es una apuesta segura, ya sea en pintura o en azulejo, para aportar sencillez, sobriedad y armonía al espacio. Junto con el dinamismo del suelo y la concisión de las paredes, hay que optar por un mueble de baño neutro como puede ser en blanco o gris o con un acabado en madera con el lavabo integrado, o sobre encimera para proporcionar al baño de mayores elementos decorativos.

La combinación de acabados y colores es clave para conseguir un baño pequeño, coqueto y mágico.

¿Empezamos a diseñar baños pequeños mágicos y con encanto?