Noticias

Mujeres Royo Directivas: Mª Carmen López

Royo somos todos, cada uno de los trabajadores que forman parte de los grandes equipos que motorizan a la empresa. Y detrás de estos grandes equipos, hay grandes mujeres que saben liderar y lograr lo mejor de las personas. Royo pertenece al mundo de la industria, y muchas veces tendemos a pensar que las mujeres no tienen cabida en puestos directivos. En Royo no es así. Por ello, la accionista de la familia Royo, Mª Carmen López, nos cuenta cómo fueron los comienzos de Royo y qué significa ser una Mujer Royo Directiva.

1. ¿Cuál es el logro del que se siente más orgullosa en su vida?
Podríamos resumirlo en dos. El primero y más importante el de mi familia, para mí es un orgullo el tener esta familia que Dios me ha dado. Y a continuación la empresa en la que se ha convertido, que es como una segunda familia de la que también estoy muy orgullosa por los logros que hemos alcanzado y que nunca imaginé.

2. ¿Podría contarnos como fueron los inicios de Royo?

Como todos los inicios, empezamos desde cero, sin un duro y con mucha ilusión. Pascual y yo teníamos nuestros respectivos trabajos en otras compañías, por las tarde, noches y fines de semana aprovechábamos para construir nuestros sueños. Como puedes imaginar, sacrificábamos nuestra juventud y nuestro tiempo libre para poder llevarlo a cabo. Mientras nuestros amigos salían a bailar o al cine, nosotros íbamos a tomar medidas y a montar cocinas.

3. ¿Cuáles son los tres ingredientes que debe tener un perfil directivo de una gran compañía?

En primer lugar, tener las ideas claras para saber hasta dónde quieres llegar sin perder nunca tus objetivos. Otro ingrediente sería no mirar nunca atrás y seguir adelante, aunque haya tropiezos. Por último, saber escuchar porque las personas que hay a tu alrededor pueden ayudarte a ver con perspectiva.

4. ¿Cómo se ve el papel de la mujer al frente de las empresas?

Nací y crecí en una época donde se esperaba de nosotras estar en casa y cuidar de la familia, como si no fuéramos capaces de hacer nada más. La constancia y el tiempo se ha demostrado que somos igual o más valiosas que los hombres. Hoy, en el siglo XXI, podemos ver muchas directivas en compañías de renombre o muchos países dirigidos por grandes mujeres. Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer.

5. ¿Qué significa ser mujer?

Ser mujer supone ser una heroína con muchos súper poderes. En cualquier ámbito se espera de nosotras rozar la excelencia, es por eso que somos incansables trabajadoras a la vez que madres entre otros muchos roles. Combinar todo ello es el mayor de los éxitos que un ser humano puede llegar a tener. Contamos con un don de gentes propio de la sensibilidad femenina, así como una necesidad innata de superación constante. El mundo necesita ahora más que nunca de nosotras para seguir avanzando.