Noticias

Solidaridad en la casa de todos los valencianos, la Casa de la Caridad

En tiempos de crisis la solidaridad y la empatía son lo que más aflora dentro de la sociedad. La situación derivada por la pandemia ha demostrado que la única manera de salir adelante es si trabajamos todos juntos, unidos. Las personas se han volcado unas con otras para poner su granito de arena y frenar estos momentos de mayor adversidad e incertidumbre. Pero no solo los sanitarios son los únicos héroes en estos momentos difíciles a los que debemos brindar una mano de solidaridad responsable, sino también todas aquellas personas e instituciones que no han cesado su actividad laboral.

Una de estas instituciones, que se ha visto desbordada por las necesidades que se le han presentado debido a la situación actual, y con la que Royo ha colaborado, es la Casa de la Caridad de Valencia.

 ¿Quién es Casa Caridad?

La Asociación Valenciana de Caridad, una institución sin ánimo de lucro, privada e independiente es «la Casa de todos los valencianos, una entidad que forma parte de esta ciudad donde está plenamente arraigada y con unos vínculos muy estrechos. Y esto lo decimos porque sin la solidaridad de la sociedad valenciana no podríamos desarrollar nuestra función social», nos cuenta su Presidente Luis Miralles.

La Asociación fundada en 1906 cuenta actualmente con dos centros y se centra en ofrecer “una solución integral a las personas en situación de riesgo de exclusión social o sin hogar” que llaman a sus puertas. Desde cubrir las necesidades más básicas como la alimentación o el alojamiento en alguno de sus albergues, a desarrollar con ellos una estrategia para volver a una situación de normalidad en sus vidas.

Adversidades impuestas

La situación propagada por el Covid 19 nos ha presentado una serie de adversidades a todos nosotros. Casa Caridad también se ha visto afectada, encontrándose con ciertos obstáculos a los que han tenido que hacer frente.

Desde el inicio de la crisis, extremaron las medidas higiénicas y formaron a sus trabajadores, restringieron totalmente la actividad de los voluntarios, y las salidas y entradas a sus instalaciones.

Actualmente, tienen alojados a más de 120 personas en sus albergues de Pechina y en los módulos de familias y convalecientes ubicados en Benicalap. En los comedores sociales siguen atendiendo a las personas que están alojadas en sus albergues y a los usuarios que tienen un recurso habitacional se les está repartiendo un kit semanal de alimentos para que se queden confinados en sus domicilios. Por otro lado, siguen dando servicio por vía telemática a las familias de los 150 niños que acudían a sus Escuelas Infantiles.

Nuevas necesidades

Una de las mayores necesidades con las que se han encontrado ha sido el tema de mascarillas y guantes para poder realizar su labor con garantía. “Gracias a la solidaridad de la gente de Valencia y sus empresas, como Royo, hemos obtenido el material necesario para desarrollar nuestra labor con garantía”, nos comenta Luis Miralles.

“Una vez más tenemos que dar las gracias a la sociedad valenciana, que como siempre se ha volcado con nosotros. Hemos recibido todo tipo de donaciones por parte de personas privadas y de empresas y entidades: alimentos, bienes de primera necesidad, labores de desinfección de nuestros centros, entre otros. Hemos aumentado el número de suscriptores y socios, y además, estas situaciones también nos sirven para dar visibilidad a los problemas de las personas vulnerables en los medios de comunicación, que en muchas ocasiones son los grandes olvidados de estas crisis”.

Mirando hacia la nueva normalidad

Cuando todo amaine, se habla de volver a una nueva normalidad en la que poder retomar y/o desarrollar proyectos que se quedaron pendientes. La Asociación Valenciana de Caridad está analizando y estudiando esta situación excepcional para aprender de ella y poder implementar medidas que ayuden a seguir mejorando la atención a las personas más vulnerables.

Además de ello, Casa Caridad tiene en marcha las obras de remodelación del proyecto Fénix Sanchis Bergón, un edificio con 8 viviendas supervisadas en la que convivirán usuarios que han pasado con anterioridad por otros recursos de la ONG con el fin de que en un tiempo encuentren un alojamiento y unos ingresos que les permita ser independientes y autónomos. Se trata de un proyecto que hace mucha ilusión, que ya está en marcha, que verá la luz en los próximos meses, y en el que Royo ha podido colaborar mediante la donación de muebles de baño.

La nueva normalidad está a la vuelta de la esquina, y sin duda alguna Casa Caridad está preparada para seguir ayudando a la sociedad valenciana como siempre ha hecho y con más ilusión y fuerza que nunca gracias al compromiso de todos los trabajadores y usuarios de la entidad. Casa Caridad es y será la casa solidaria de todos los valencianos.

No Comments
Post a Comment